El “bondage”

el bondage

Si estás deseando vivir una experiencia sumamente intensa, nueva y placentera en el ámbito intimo, entonces seguramente lo que tenemos para ti en el día de hoy llamará tu atención. El bondage es una práctica sexual que se encuentra en auge en la actualidad y que a grandes rasgos consiste en un juego de sumisión con nuestra pareja en donde se nos permite atarla, amarrarla o hacer cualquier cosa que restrinja sus movimientos.
En el artículo de hoy les contamos todo lo que hay que saber sobre esta práctica y compartiremos con ustedes una serie de tips y consejos destinados a todos aquellos interesados en comenzar a aplicar el bondage en su vida intima.

¿Qué es el bondage?

Como les contamos anteriormente, el bondage es una práctica sexual cada vez más frecuente en la actualidad e ideal para aquellas parejas que busquen probar algo diferente. Su objetivo es claro: restringir los movimientos de la otra persona y amarrarla en ciertos puntos eróticos del cuerpo para elevar el placer a su máxima expresión posible.
El bondage forma parte de las prácticas agrupadas bajo el término de “disciplina y dominación, sumisión y sadismo, y masoquismo”. Este juego de dominación se puede llevar adelante no solo con amarres que inmovilicen a la pareja sino también utilizando indumentaria especial o juegos eróticos. Para los amarres casi siempre se aplican cuerdas, aunque muchos prefieren algo un poco más suave como telas, correas, corbatas y cualquier otro elemento que sirva para atar a la otra persona sin perder la sensualidad.
Existen algunas reglas implícitas en la práctica del bondage que deben tenerse en cuenta para que no peligre la vida de ninguna de las dos personas:
• Los amarres nunca deben ir en el cuello. Se corre el riesgo de morir por asfixia.
• El bondage siempre debe ser una práctica consentida y consensuada por ambas partes.
• Se debe aplicar una palabra de seguridad para que en caso de que la otra persona se encuentre molesta o dolorida, se pueda utilizar para avisar al otro

Consejos para practicarlo

Si te gustó la idea del juego de sumisión y de la dominación sexual, tenemos algunos tips y consejos que te ayudarán a sacar todo el provecho posible a esta increíble practica erótica que cada día gana más adeptos:
• Es importante que al momento de decidirnos a practicar el bondage, hablemos con la otra persona y pautemos cual será el rol de cada uno: como sabrán, uno debe ser sumiso y el otro dominante.
• Para disfrutar de esta práctica, nada mejor que meterse de lleno en la piel del personaje. Así es mucho más divertido y te aseguro que el placer será inigualable.
• La imaginación es un arma extremadamente útil cuando de bondage se trata, por lo que te recomendamos que la uses sin miedo aunque siempre pensando en la seguridad.
• Ten a mano siempre elementos que te puedan auxiliar en casos de emergencia, como un par de tijeras para cortar cualquier amarre rápido y de forma segura.